pascua

Pascua: una época para disfrutar de manera sostenible

La Pascua suele ser una época de descanso y reflexión, en la que compartimos en familia y con amigos, pero en la que también viajamos en búsqueda de nuevos destinos. Asimismo, es una temporada en la que podemos incrementar nuestros consumos debido a las celebraciones y eventos culturales que tienen lugar durante estos días. Por lo tanto, es acertado preguntarse ¿cómo puedo combinar la celebración de Pascua con mi compromiso medioambiental? Aquí te compartimos algunas estrategias que pueden serte útiles durante Pascua para que sigas cuidando del medio ambiente y promoviendo hábitos sostenibles.

 

Fuera de casa, sigue reciclando

Aún si te vas de viaje, es importante que sigas siendo consciente de la huella que dejas en el mundo. Los residuos que generamos impactan directamente al planeta, por lo que, como primera medida, es importante tener en cuenta que la separación de residuos, el reciclaje, y las prácticas sostenibles pueden adaptarse a cualquier momento y lugar. Es por esto que, si estás fuera de casa, puedes hacer extensiva tu rutina de gestión responsable de residuos al lugar a donde vayas, separando correctamente tus residuos y cuidando los entornos que visitas.

Improvisa contenedores para almacenar tus residuos

Si te encuentras en el monte o en un lugar rodeado de naturaleza y lejos de la ciudad, minimiza tu huella estableciendo contenedores improvisados que te permitan almacenar tus residuos y llevarlos contigo para luego depositarlos en los contenedores correspondientes. Las prácticas cotidianas que benefician al medio ambiente no tienen por qué limitarse a la comodidad de tu casa o la ciudad. Igualmente recuerda que, en época de sequía, residuos como vidrios y latas pueden causar incendios forestales, por lo que es importante no abandonar este tipo de objetos en los bosques. Disfrutar de la naturaleza con un enfoque de cuidado garantiza su existencia y preservación.

Cuando te marches, procura dejar un mejor lugar que el que encontraste

Proteger el medio ambiente es tener una actitud proactiva. Sin importar el estado en el que encuentres los lugares que visitas, procura que tu estadía suponga el cuidado del entorno, y que cada lugar al que llegas, se convierta en un lugar más limpio; en un lugar mejor.

Date el gusto de preparar tus propios alimentos. Opta por la slow food

A menudo, los alimentos ultra procesados, suelen venir en envases y envoltorios generalmente en exceso. Aprovecha el tiempo que tienes en estos días de descanso y date el gusto de preparar tus alimentos desde cero. De esta manera, al mismo tiempo que cuidas del medio ambiente, practicas una alimentación saludable. No olvides que los restos de alimentos orgánicos sin envolturas o envases pueden ser compostados y aportar beneficios a las plantas, lo que supone un beneficio adicional.

A veces menos, es más

Reducir tu consumo supone a su vez la disminución de la necesidad de almacenar, separar y depositar tus residuos. Por lo tanto, evitar en lo posible el consumo de objetos y alimentos envasados es una buena estrategia para mitigar el impacto de nuestra huella en el medio ambiente.

El cuidado del ambiente, vayas donde vayas

En cualquier momento y en cualquier lugar, es oportuno adoptar acciones que contribuyan al cuidado del medio ambiente. Durante esta temporada de Pascua, anímate a preservar tu entorno y extender tus prácticas sostenibles a todos los sitios que visites. ¡Un futuro más verde aguarda tras cada gesto de compromiso con nuestro planeta!

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Relacionadas

Celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente

Como cada año, el 5 de junio celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente, un día para concienciar sobre la importancia de cuidar nuestro planeta, abordar preocupaciones medioambientales y proponer soluciones para proteger nuestro entorno. Nuestras acciones diarias pueden tener un impacto significativo en la protección del planeta.