A large fire devours hectares of forest during a man-made natural disaster

[:es]EVITEMOS LOS INCENDIOS[:]

[:es]

Acaban de valorar a 2019 como el quinto peor año del decenio en cuanto a incendios forestales. Y es que en verano se acrecienta la época de alto riesgo de incendios en el campo o la montaña debido a las altas temperaturas, el viento y la falta de lluvias. ¿Sabías que más del 90% de los incendios son provocados o causados por actividades o actitudes humanas?

En este sentido, cualquier conducta incívica o descuido por nuestra parte puede ser la causa de una tragedia medioambiental. Por ejemplo, el abandono de aerosoles en el entorno natural puede iniciar un incendio debido a que cabe la posibilidad de que exploten cuando son sometidos a altas temperaturas, típicas del periodo estival en el que nos encontramos.

De igual modo ocurre con las botellas o trozos de vidrio que, con el calor, por el llamado “efecto lupa” pueden originar un incendio. Es por ello que es de vital importancia no dejar este tipo de residuos abandonados en la naturaleza. Como siempre decimos, cada residuo tiene su contenedor. En este caso, los aerosoles van al amarillo, el de envases ligeros, mientras que el vidrio va al iglú verde, nuestros conocidos “Zampa-envases” y “Come-vidrios”.

Así que toma nota y haz caso de estos pequeños consejos:

No debes tirar colillas encendidas al suelo y tampoco por la ventanilla cuando vayas en coche.

No tires ni dejes residuos fuera de las papeleras o contenedores.

Las hogueras, incluidas las de la quema de rastrojos solo pueden encenderse en zonas y épocas autorizadas.

Si estás de campamento y te ausentas o te vas a dormir, no dejes nunca la hoguera ni las lámparas encendidas.

[:]

Comparte la noticia

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Relacionadas

Celebramos el Día Internacional del Reciclaje

¿Alguna vez te has detenido a pensar en el impacto que pueden tener tus acciones, aunque sean pequeñas o simples, en la sociedad? El reciclaje, una de esas prácticas que podemos incorporar a nuestra vida cotidiana, es fundamental para la preservación del medio ambiente y la sostenibilidad del planeta.

Pequeños gestos que transforman la sociedad

¿Alguna vez te has detenido a pensar en el impacto que pueden tener tus acciones, aunque sean pequeñas o simples, en la sociedad? El reciclaje, una de esas prácticas que podemos incorporar a nuestra vida cotidiana, es fundamental para la preservación del medio ambiente y la sostenibilidad del planeta.